BOWL DE TRIGO SARRACENO

BOWL DE TRIGO SARRACENO

Este bowl de trigo sarraceno es uno de mis desayunos favoritos, además de ser nutritivo y sencillo (por supuesto). Este desayuno no requiere mucho esfuerzo y es demasiado rico. Te lo tenés que preparar por lo menos una vez en la vida, no te podés quedar sin probar este desayuno fácil y diferente. Se puede convertir en tu básico de la mañana o en un snack para cualquier hora del día.

El secreto de la felicidad está en incorporar nuevos alimentos a nuestra alimentación. Sí, me volví una fan de decir eso, pero es que es así como me siento desde que empecé a adoptar una dieta más equilibrada y variada. ¡Ah! Y lo mejor de todo es que ya no me aburro por tener que comer todos los días lo mismo.

Un pequeño secreto para disfrutar de todas las vitaminas, minerales y aminoácidos de este bowl es activar el trigo sarraceno. ¿Activar? ¿Qué? Sí, yo recién me entero, activar es despertar a la semilla o cereal, o sea, darle el medio necesario para que pueda mutar y convertirse en planta.

Este proceso comienza la noche anterior (¡no olvidarse!). Tenés que dejar el trigo sarraceno en remojo por unas 6 a 12 horas, luego de ese tiempo lo escurrís y está listo para cocinar.
También se puede ir un paso más allá… hacia el proceso de germinación. Este proceso empieza al poner en remojo nuestras semillas o cereal, pero lo ideal es dejarlas que comiencen a brotar, manteniendo la humedad por unas 12 a 24 horas más.

Algunos de sus beneficios:

  • Su proteína es completa y de alto valor biológico.
  • No contiene gluten. 
  • Es muy rico en fibra. 
  • Produce un efecto saciante.
  • Previene el estreñimiento.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. 
  • Es antioxidante.
  • Ayuda a combatir alergias, infecciones bacterianas.
  • Previene enfermedades cardiovasculares y fluidifica la sangre.
  • Es muy rico en vitaminas (E, B1, B2, B6 y B9) y minerales (potasio, fósforo, calcio, azufre, zinc y selenio).
  • Contiene ácidos grasos esenciales como el omega 6.

¿Qué necesitamos?

  • 1 taza de trigo sarraceno cocido
  • Una cucharada o sobrecito de Stevia
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 tazas de agua
  • 5 almendras
  • 2 nueces

¿Cómo se prepara?

Calentá todo en una olla a fuego lento durante aproximadamente 20 minutos. Si se pone muy espeso, agregá más agua.
Picá las almendras y las nueces. Y a servir, baby!

¿Necesitás otras opciones para desayunos sanos, nutritivos y fáciles? Entrá aquí.