FIDEOS Y COLORES

FIDEOS Y COLORES

Los colores son algo fundamental a la hora de cocinar. No lo digo yo, lo dicen los que saben. Leí cosas tan lindas que me dieron ganas de conocer más acerca del tema y llevarlo a la práctica en mi cocinita. Por eso, estos fideos acompañados de colores son lo más fácil del mundo y uno de los platos que más feliz me hizo. ¿Por qué? Los colores y porque es la primera vez que me animo a jugar con ellos. Es otra manera de darte un mimo y ¡vaya! si es necesario en estos momentos.

La vista, ella siempre tan inmediata, nos lleva a darle importancia a ciertos alimentos y a rechazar otros, y todo gracias a los colores que estos alimentos tienen. Si una fruta está muy brillante, ésa será nuestra predilecta, a diferencia de aquella con partecitas medio amarronadas o arrugadas, claramente, ésa no estará dentro de nuestras opciones.

Es que el color es un índice de calidad y nos da la información necesaria acerca de lo que vamos a comer. Con sólo ver los alimentos, nos podemos imaginar qué olor y sabor pueden tener. Nosotros nos relacionamos con los alimentos, y los colores son el principal factor, o nos dan muchas ganas de comer algo o lo rechazamos por completo. El tema de la curiosidad es primordial, y sobre todo para ponerlo en práctica con los niños. Mientras más atractivos sean los colores en el plato, más ganas tendremos de comerlos.

A poner la creatividad de nuestro lado y a empezar a cocinar. ¡Manos a la obra!

¿Qué necesitamos?

  • Fideos sin TACC y veganos (yo los compré, próximamente intentaré hacerlos caseritos)
  • 1/2 zanahoria
  • 1/2 palta
  • Repollo morado
  • 1/2 tomate
  • Tofu
  • Semillitas de girasol
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

¿Cómo se prepara?

Cocinás los fideos, mientras, podés saltear el tofu en aceite de oliva. Luego, cortás todo en cuadraditos y lo dejás a un costadito hasta que estén los fideos y el tofu. Por último, ¡mezclar todo! Yo por ejemplo, me hice una versión al mediodía y otra versión a la noche para no repetir.

Estos fideos pueden llevar la gama de colores que más le guste a cada uno. Lo importante es investigar, conocer, aprender y probar.

Aquí tenés otra opción para jugar con los colores de los alimentos.