HUMMUS DE REMOLACHA

HUMMUS DE REMOLACHA

Qué hallazgo más increíble es este hummus de remolacha. ¡Oh, por Dios lo rico que es! Además, su color tan llamativo es más que fascinante porque le da un toque especial a tus comidas. ¿Nivel de dificultad? Hiper-mega-archi fácil. Así que, ¿qué estás esperando? Esta receta sí que vale la pena probar.

El hummus es una receta tradicional de la cocina árabe. Seguro que alguna vez lo probaste, es una exquisita pasta hecha a base de garbanzos. Pero, en esta ocasión, la versión es muy diferente y muy colorida gracias a la remolacha que no sólo lo tiñe de una coloración muy divertida, si no que también le aporta un sabor fresco y delicioso.

Este hummus de remolacha me EN-CAN-TA y su textura… ¡aaaaah! es una delicia saludable para el paladar. Lo mejor de todo es lo bien que nos hace. Desde que empecé esta aventura de alimentarme y cocinarme como siempre quise, una de las cosas que más me interesa es saber qué beneficios tienen los alimentos y el impacto de ellos en nuestra salud.
La única conclusión a la que llego al final del día es que me estaba alimentando de una manera tan repetitiva, aburrida y hasta poco saludable – aunque yo creía que estaba todo bien. Bueno, uno suele engañarse a sí mismo con bastante facilidad, ¿no?

¿Por qué deberíamos comer hummus?

  • Por sus efectos antidepresivos. Sí, comer hummus genera serotonina, que es la hormona de la felicidad. Por lo que es altamente recomendable hacerte un buen plato de hummus si estás atravesando momentos de estrés, irritabilidad, nerviosismo o falta de sueño. ¡Dale a tu cuerpo alegría!
  • Porque contribuye a tener una buena digestión gracias a que es una potente fuente de fibra.
  • Fortalece los huesos gracias a que contiene calcio, zinc, cobre, fósforo, magnesio y selenio.
  • Nos llena de energía. Su ingrediente principal, el garbanzo, es una gran fuente de carbohidratos. 
  • Fortalece los músculos.
  • Si sos vegano, es exactamente aquí donde tenés que buscar las proteínas.
  • Previene enfermedades como el cáncer.
  • Te deja la piel y el cabello DIVINOS.
  • Agregar hummus a tu dieta es una manera sabrosísima de combatir la anemia.

¿Y la remolacha?

  • Es un potente anticanerígeno.
  • Controla la tensión arterial.
  • Es rica en Vitamina C.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Al ser rica en carbohidratos de acción lenta proporciona energía constante. ¿Cansancio? ¡Jamás!
  • Es buenísima para la vista gracias al betacaroteno.
  • Es riquísima en antioxidantes.
  • Protege los vasos sanguíneos y el corazón.
  • Ayuda a combatir la osteoporosis y la fragilidad en los huesos.
  • La remolacha contiene mucho hierro, por lo que consumirla hace que la anemia ya no sea más un problema.
  • Ayuda a mejorar la capacidad cognitiva.
  • Como tiene un alto contenido de fibra ayuda a regularizar el movimiento intestinal, limpia el colon y expulsa toxinas.
  • Mejora el rendimiento sexual. Así que, qué viagra, ni viagra… Nada como un buen plato de hummus de remolacha para una velada romántica…

Bueno, como ya vimos, esta comida aporta los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de todo nuestro querido cuerpo. Llenemos nuestro cuerpo de nutrientes y nuestro plato de colores. Oh, yeah!

Basta de chácaras y ¡manos a la obra!

¿Qué necesitamos?

  • 150 gramos de garbanzos
  • sal
  • 1 remolacha
  • jugo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • semillas de sésamo

¿Cómo se prepara?

Primero que nada, tenés que dejar los garbanzos en remojo entre 8 y 12 horas en abundante agua y una pizquita de sal.
Una vez que están bien hidratados, los ponés en una olla con agua hirviendo y los dejamos cocer durante 2 horas.
Escurrir bien y dejar enfriar.
Luego, se deben poner los garbanzos en una batidora o minipimer con el jugo de limón, la sal, el aceite de oliva y la remolacha. Batimos hasta crear una crema homogénea.

Tip: Agregale agua a gusto, según qué tan espeso te guste.

Lo podés decorar con semillas de sésamo y este hummus de remolacha ya está listo para servir.