LECHE DE CÚRCUMA

LECHE DE CÚRCUMA

La leche de cúrcuma es también conocida como «leche dorada» o «golden milk» pero esos nombres no me gustan para nada, ¡JA! Qué chica más mal pensada, che… pero, la verdad que me remite a cosas que naaaaaaaada tienen que ver. NADA.

Esta leche de cúrcuma es una delicia y hace re bien a la salud. Su ingrediente principal es la cúrcuma, obviamente. Se dice que esta bebida es super poderosa. Bueno, veamos qué tan buena es…

La cúrcuma es una especia que proviene de una raíz de la familia del jengibre. Esta especia tiene muchas propiedades:

  • es antioxidante y antiinflamatoria
  • ayuda a prevenir infecciones
  • mejora la circulación
  • contribuye a fluidificar las mucosidades, así que es una época ideal para tomar esta maravillosa bebida, oh yeah, baby! Bye bye resfriadosssss!!!
  • actúa como un analgésico
  • disminuye el dolor de cabeza
  • regula el metabolismo
  • refuerza el sistema inmunológico
  • retrasa el daño hepático
  • purifica el hígado
  • alivia los síntomas de la artritis
  • es un antidepresivo natural

Entonces, ¿qué estamos esperando para desayunar una rica leche de cúrcuma? O también, se puede tomar un vaso antes de ir a dormir. Según leí, ayuda a dormir plácidamente. También, recomiendan beberla con el estómago vacío y hacerlo por 40 días para ver realmente sus beneficios. Parece una buena idea, eh…

¿Qué necesitamos?

  • 1 taza de leche vegetal (coco, soja, almendras, etc.)
  • 1 pizca de canela
  • 1/2 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de coco

¿Cómo se prepara?

La preparación es muy simple, sólo hay que colocar todos los ingredientes en una olla a fuego lento. Mezclar bien hasta que esté caliente y se integren completamente. Luego, licuarlo por 10 segundos.
Dejarla enfriar, ponerla en un recipiente y guardarla en la heladera.

Que la disfrutes, y no dejes de probar las demás bebidas.