RED SMOOTHIE

RED SMOOTHIE

Un batido tre-men-do de sandía y kiwi

Tomar un batido diario te va cambiando, y mejor si vamos probando todos los días algo distinto. Las frutas y las verduras nos dan un abanico infinito de opciones, colores y sabores. Hoy la idea es bien simple, preparar un smoothie de sandía y kiwi.

Se acerca el verano y queremos estar fresquitos y llenos de energía. Yo, por ejemplo, sigo en la búsqueda de alternativas para tomar algo rico, sabroso, refrescante y sano, por supuesto.

La verdad es que necesito de una vez por todas dejar las gaseosas, que bueno… son ricas, pero no me aportan nada (¡maldita sea!).
Entonces, las combinaciones frutales son la solución perfecta, y aquí vamos.
La Queen de las frutas de esta temporada es nada más y nada menos que la sandía, porque aporta casi un 90% de agua, lo cual es muy importante, por eso ¡hidrataos! Además, aporta una amplia variedad de vitaminas (A, B, C), minerales (potasio, magnesio, hierro y fósforo) y, regula el organismo y el sistema inmunológico. Estoy investigando todas sus propiedades y la verdad que tiene todas éstas y muchas, muchísimas más.

Es importante saber qué aporta cada alimento, para eso hay que leer e investigar mucho, porque comer es una acción que debe hacerse a conciencia. Cosa que no hice por mucho tiempo y ya era hora. Es un proceso por de más interesante y en este camino, lo primero que hice fue amigarme con la comida y para ello lo mejor fue aprender todo lo bueno que ella nos regala. Obvio que voy seguido a discutir con mi nutricionista, porque las malas costumbres no se erradican tan fácilmente. Comer y aprender a hacerlo correctamente es un camino que mejor no hacerlo en la total soledad, no sólo por todo lo que hay que aprender, si no por todo aquello que hay que desaprender.

Encontrar una buena guía y tener las ganas para hacerle caso es una ecuación bastante difícil de resolver, pero no imposible. Cuando por fin decidís resolverla te das cuenta que era reeeee fácil. Sólo era cuestión de tener ganas y quererte un poquito más, de cuidarte.

Ahora, imaginate si a la sandía le agregamos… ¡¡¡un kiwi!!! Siiii, un kiwi. ¡Qué delicia! El kiwi es una granada cargada de vitamina C (más que las naranjas y los limones, ¿en serio?). Bueno, no se diga más y veamos cómo preparamos este smoothie… Chau, chau, gaseosas…

¿QUÉ NECESITAMOS?

  • 1 kiwi
  • 250 gr de sandía
  • 500 cc de agua
  • 6 cubitos de hielo

¿CÓMO SE PREPARA?

Llevá todos los ingredientes a la licuadora y listo.
Un batido rojo furioso lleno de aportes nutricionales e ideal para tomar en cualquier momento del día. Oh, yeah! Un excelente smoothie con todas las propiedades de las frutas estrellas del verano: la sandía y el kiwi.

Podés encontrar muchas más opciones de bebidas aquí.